29.9.10

Semana Dedicada al Bebé Prematuro.




Semana dedicada al Bebé Prematuro
Importancia de su contención a nivel afectivo
Importancia de la permanencia de los padres
junto al bebé.



 Jornada 25 de Octubre
Miradas Actuales en Psicoperinatología.

Paneles.
Talleres
Información: 



Palabras a una Experiencia

Susana N. Vignolo
                                                                              
Deseo contarles que en la década del ochenta, y durante los años siguientes incursioné por la experiencia de trabajar con  profesionales médicos neonatólogos en la terapia neonatal del hospital Carlos G. Durand. junto a los doctores Horacio Olivé, Rosana Scoccola, Nora Goyeneche, Julio Falk; César Toporosi, Héctor Rosemblum, Margarita Martín, los médicos de guardia y médicos residentes, y todas y cada una de las enfermeras de la unidad de cuidados intensivos.

Correr de la sala de maternidad, o de la sala de partos a la unidad,  se transformó en lo habitual; requerida - por suerte- nuestra atención psicológica por diversas patologías de los bebés como también frente al nacimiento prematuro.

De esta manera  se fue configurando un trabajo interdisciplinario con los padres; que luego de haber transitado  por internaciones prolongadas y partos de características traumáticas, debían  permanecer semanas,  meses, agobiados por la incertidumbre  del futuro de sus hijos.

En esas épocas era dificil que se comprendiera institucionalmente nuestro accionar como psicólogos pero de todos modos el equipo era permanentemente convocado.

Accedimos al bautizo como profesionales de la palabra, a la realidad siempre dolorosa pero muchas veces -por suerte-, con una salida vital de esos pequeños seres que despertaban nuestro asombro en su lucha por vivir.

Descubrir sus recursos para sostenerse en medio de situaciones de intenso estrés y su observación incrementaban sentimientos de ternura y cobijo y pienso que fueron los andamiajes internos que pudimos construir para una tarea que se llevó adelante con dificultades pero que prosperó.

Con Nora Goyeneche armamos los primeros nidos para colocar en las incubadoras. Comprábamos las telas, y recuerdo que  luego de grandes estudios para evaluar cuáles eran los elementos con qué podían ser rellenados esos nidos para que fuesen capaces de perdurar a la permanente esterilización, decidimos que una opción era el tergopol, ella venía cargada con bolsas inmensas de ese mater para confeccionarlos.

Trabajando en cada cabina  en sesiones vinculares que permitieran a estos padres paralizados, temerosos, asustados, por la experiencia del nacimiento de un hijo tan diferente al soñado, al imaginado, al fantaseado, significó posibilitar la comunicación como relación con su desvalimiento y comenzar  a descubrir el maternaje.
El comienzo del amamantamiento, el contacto piel a piel ( madre canguro) el aprender a observar a su bebé y sus mensajes  fueron intervenciones que dio cabida a una creciente relación vincular.
Fuimos todos o casi todos a escuchar las conferencias de Eidelise Als: luz baja, disminución de los ruidos, etc.,  y trabajo constante con las madres  que permanecían en la pequeña habitación , contigua a la unidad.


Pienso que todos los recursos o herramientas que abonen a un proyecto de vida son válidos cuando uno tiene claro lo que hace y porqué lo hace, por ello en esta tarea hubo momentos en que articulé mi rol de psicóloga con el de una especie de terapista ocupacional, llevaba hilos, agujas, las  telas  para que las madres en sus tiempos libres y tensos en angustia, " cosieran los nidos" que remedaban simbólicamente el anidamiento que no pudieron contener en sus cuerpos y que dotaba a sus bebés de la ilusión de unidad.

Así una vez por semana esos grupos de madres; de madres y padres, adultos, adolescentes;  junto con Rosana Scóccola y Nora Goyeneche, daban despliegue a hondas charlas  respecto de sus bebés.  El esperado comienzo del amamantamiento,las recaídas, las intervenciones quirúrgicas, la evaluación neurológica, la evaluación de la visión, y también la muerte muchas veces presente, eran encrucijadas por las que nos encontrábamos atravesados todos, padres y profesionales, pero también se hacía presente la observación de  la evolución de sus bebés que eran puestos en los nidos, que eran investidos y acariciados con la voz, la mirada y manos de sus padres, de sus hermanitos,  la experiencia del amamantamiento,  el encuentro piel a piel, los iba acercando al esperado  momento de la partida, con sus miedos e inseguridades,  también con la alegría y la presencia de la duda acerca de si podrían solas llevar adelante a sus bebés.

Se fue observando  la evolución de estos bebés, y se logró disminuir la deserción y dio lugar a que estas médicas a través del vínculo construido en los grupos, y el contacto diario, una vez dados de alta de la unidad pudiesen contar con la asistencia de los padres para llevar adelante  los  controles,  a través de las consultas en consultorios externos.

En estos consultorios además de contar con los aportes de distintas disciplinas;se agregó años más tarde la experiencia del masaje para bebés, la cual se transformó en un importante trabajo de investigación de la psicomotricista Paula Landen y su equipo.
Hoy ya retirada, pienso que a pesar de las imperfecciones propias de un camino nuevo que fuimos recorriendo,  hemos puesto cimiento a experiencias que también se están llevando a cabo en otros países del mundo.

Deseo en este espacio agradecer a todos esos bebés y a sus padres, como también a los distintos profesionales, la consolidación de ese espacio que para mi en lo personal y en lo profesional significó  abrir los ojos a una realidad que debe continuar adelante gestionando a través de la secretaría de salud la creación de estos equipos de psicoperinatología que pienso con sus aportes pueden propiciar a través del trabajo en equipo un resorte, un eslabón más hacia el logro de un mejor futuro para estos pequeños seres y sus familias.
Por otra parte esta experiencia en particular y todo el recorrido realizado en psicoperinatología me ha brindado  la posibilidad de continuar mi tarea  a través de la enseñanza de esta especialidad.



SEMANA DEDICADA AL BEBÉ PREMATURO
 y sus Padres






El proyecto Hera está transformando las unidades de Neonatología en España. Implica un cambio de mentalidad en el cuidado de los bebés prematuros: los bebés prematuros pasan un tiempo todos los días con sus madres, cada vez más. Caricias, tacto, amor, y un ambiente relajado son la mejor terapia. 40 hospitales en nuestro país cuentan ya con cuidados prenatales personalizados que mejoran el desarrollo del bebé.



CUIDADOS CENTRADOS EN EL DESARROLLO:
Los cuidados centrados en el desarrollo (CCD) constituyen un sistema de cuidados para el bebé recién nacido prematuro que pretende mejorar el desarrollo del niño a través deintervenciones que favorezcan al recién nacido y a su familia, entendiéndolos a ambos como una unidad.

Los CCD se basan en una filosofía que abarca los conceptos de interacción dinámica entre recién nacido, familia y ambiente y los aplica al período neonatal. Comprenden intervenciones dirigidas a mejorar tanto el ambiente de luces, ruidos… como el microambiente en que se desarrolla el niño (postura, manipulaciones, dolor…) Además, se actúa con la familia para facilitar al máximo su papel de cuidador principal del niño.

Los CCD se realizan de una forma más o menos rutinaria en muchos países europeos desde hace bastantes años. En nuestro entorno, en los últimos años se han realizado importantes esfuerzos para su implantación.

Algunos de estos cuidados son sencillas medidas, que implicarían: controlar el ruido, poner cobertores para las incubadoras, la sensibilización del personal y disminución de la intensidad sonora de las alarmas, controlar la intensidad lumínica con focos de intensidad regulable, establecer horas quietas para permitir el descanso de los niños, implantar un protocolo de mínima manipulación, acometer medidas para el confort y el control del dolor, utilizar nidos o barreras de contención para el cuidado de la postura y mantenimiento de la flexión, usar sacarosa como analgésico en cualquier maniobra que pueda comportar dolor, hacer escalas para la evaluación del dolor, permitir la entrada de los padres y otros familiares para que puedan cuidar a sus hijos mejorando su evolución y fomentar la lactancia materna.


EL CONTACTO CON LOS PADRES
El bebé recién nacido, prematuro o no, nace con la imperiosa necesidad de encontrarse con su madre, ya que ella es el entorno más seguro para él.



La Organización Mundial de la Salud, (OMS), recomienda no separar al recién nacido de su madre, ya que hacerlo conlleva perjuicios para la salud física, emocional y mental del bebé y la madre1. La cercanía con la madre favorece un mejor desarrollo psicomotriz, una mayor estimulación y un aumento de sensación de seguridad al bebé. El contacto piel con piel inmediato del recién nacido y su madre tras el nacimiento regula el ritmo cardíaco, la temperatura, la glucosa en sangre y el sistema inmunitario del bebé.

Incrementar la interacción madre-hijo favorece que la madre obtenga mayor seguridad y confianza en sí misma. La separación provoca que el recién nacido se sienta desamparado y sufra estrés.



Método Madre Canguro



En la actualidad, se considera que la práctica del método canguro es uno de los instrumentos más valiosos de los que disponemos para aumentar los estímulos positivos que puede recibir el recién nacido prematuro para mejorar su desarrollo. Favorece el vínculo de los padres con sus hijos, el conocimiento mutuo e incrementa la confianza y el grado de competencia de los padres. La facilidad en su aplicación y la ausencia de efectos no deseados apoyarían su aplicación en todas las unidades españolas. Si bien existen casos en los que se ha de separar a los recién nacidos de sus madres, lo ideal cuando un bebe nace es colocarlo sobre el pecho de su madre, observarle e identificarlo sin separarles.



La implementación de este tipo de cuidados comporta un cambio importante en las rutinas de trabajo. El niño y sus necesidades pasan a ser el centro de atención, y las intervenciones terapéuticas en sí mismas quedan en un segundo plano.

Los CCD suponen por tanto, un cambio en las actitudes de los profesionales hacia los pacientes. Existen dificultades en la implantación de los CCD, pero de la misma forma que en la incorporación de otras intervenciones se ha conseguido un consenso, también se está avanzando en el conocimiento y en la aplicación de CCD. Se ha demostrado la eficacia de dichos cuidados en la mejoría de los períodos de sueño, en la reducción de las conductas de estrés del recién nacido, se constata mayor estabilidad en las constantes del recién nacido y se observan beneficios a corto y a largo plazo.
© 2010 Abbott Laboratories, S.A.




Cómo estimular a un bebé prematuro



Elige la técnica que más le conviene


Con frecuencia, los bebés nacidos antes de tiempo necesitan cuidados especiales para ayudarles a alcanzar el nivel de desarrollo de los bebés nacidos a término. La efectividad del tratamiento depende mucho del momento en que se ha iniciado la terapia.

Existen varias técnicas para ayudar a la estimulación de los prematuros. El equipo médico deberá decidir cuál es la más indicada para cada caso y se encargará de explicar a los padres cómo deben realizarlas. Aquí tienes un resumen de las más utilizadas.

Masaje infantil. Es la aplicación de movimientos procedentes de técnicas de masaje indú, sueco y reflexología. Además de ayudar a mantener el vínculo con los padres, favorece el aumento de peso, mejora la digestión y evita cólicos. El niño tiene que estar en condiciones de recibirlos. Los bebés son muy sensibles al tacto y pueden no tolerar el masaje. Se tiene que aplicar de una forma paulatina y progresiva. No se pueden dar aceites aromáticos.




 

Masaje por contención. Se «arropa» al bebé con las manos, tocándolo muy sutilmente. Si lo acepta, se le pueden mecer los pies. La ventaja es que produce en el niño una sensación de cobijo, como en el claustro materno.




Método canguro/piel con piel. Se coloca al bebé desnudo –sólo con el pañal– encima del pecho desnudo de su padre o madre, tapándolo con la ropa del adulto o un arrullo… Ayuda a no romper el vínculo materno-filial. Favorece el aumento de producción de leche materna y contribuye a regular la temperatura y el ritmo cardíaco y respiratorio del niño. Es ideal antes de empezar con el masaje.




Estimulación temprana. Se trata de interactuar con el bebé mediante el tacto, los sonidos y la vista. De esta forma se consigue un refuerzo del vínculo afectivo. Es importante evitar la sobreestimulación. Si no se es prudente, se puede excitar demasiado al pequeño y desestabilizarlo.











Placenta externa/nido/contención. Consiste en imitar el ambiente uterino dentro de la incubadora. Ayuda a que el bebé esté más tranquilo, sobre todo si se dejan sus manos libres para poder llevárselas a la boca.
                                                                                                  Fotos Artísticas Anne Guedes






Incubadora compartida en parto múltiple. Los gemelos comparten la misma incubadora. Así no se rompe el vínculo entre los niños y facilita los cuidados de los papás. No se puede practicar si existe riesgo de infección por parte de alguno de los bebés o si están en estado grave.




Decálogo de los derechos del bebé prematuro:
1- Dar prioridad a las necesidades de los lactantes prematuros y nacidos a término con enfermedades y proporcionar más información a la opinión pública sobre ellas.
2- Elaborar e implantar medidas para prevenir los nacimientos prematuros.
3- Elaborar e implantar directrices médicas para la reanimación de los lactantes prematuros en los hospitales.
4- Elaborar e implantar directrices y niveles de calidad controlados por un organismo independiente para el tratamiento y la asistencia en los hospitales de los lactantes prematuros y nacidos a término con enfermedades.
5- Mejorar los cuidados especializados posteriores para mejorar el desarrollo de los lactantes prematuros y nacidos a término con enfermedades.

6- Elaborar e implantar programas y sistemas estructurados para documentar los exámenes médicos y los cuidados posteriores de los lactantes prematuros y nacidos a término con enfermedades.

7- Mejorar la asistencia psicológica y social prestada por profesionales sanitarios especializados a los padres de lactantes prematuros y nacidos a término con enfermedades, tanto en el hospital como después del alta.

8- Destinar fondos de investigación para llevar a cabo estudios con el fin de mejorar el tratamiento, la asistencia y los resultados neonatales de los lactantes prematuros y nacidos a término con enfermedades.

9- Prolongar la baja por maternidad y las ayudas a la maternidad (apoyo económico) para los padres de los lactantes prematuros y nacidos a término con enfermedades.

10- Proporcionar un apoyo escolar y educativo apropiado para mejorar el desarrollo de los lactantes prematuros y nacidos a término con enfermedades.

La información que se se ofrece en este blog se ofrece solamente con carácter formativo o educativo, y no pretende sustituir las opiniones y recomendaciones de los profesionales sanitarios, que son los que deben tomar las decisiones relativas a la salud teniendo en cuenta las características únicas de cada paciente.





































Licencia de Creative Commons
Based on a work at Psicoperinatologia.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://susanavignolo.blogspot.com/.

Creative Commons License

Mujer y Familia: Matrices del Psiquismo/Psicoperinatología